top of page

KITCHARI



Hace unos días te hablaba de cómo podemos adaptar la alimentación a los cambios estacionales, y más concretamente a la llegada de la primavera, y te decía que, esta época del año es la mejor para desintoxicar el organismo.

Cuando pensamos en detox generalmente lo asociamos con zumos o con un ayuno, pero en realidad hay muchos tipos de detox, y lo mejor es escoger aquel que mejor se adapta a nuestras necesidades.


Hoy quería hablarte de las mono-dietas, pues me parece una opción mucho más recomendable para todos aquellos que quereis experimentar una limpieza por primera vez, o si no podeis hacer un paréntesis de vuestras obligaciones diarias (trabajo, familia, viajes.... ) y pensais que un ayuno o detox más intenso sería muy complicado de compaginar con vuestro día a día, aunque siempre aconsejo en procesos de limpieza guardar tiempo para descansar.


Dentro de las mono dietas el Kitchari es sin ninguna duda mi preferida. Se trata de una combinación de arroz basmati blanco, judias mungo, ghee y especias, y es increíblemente eficaz para equilibrar nuestro sistema digestivo.


El kitchari es una comida perfectamente equilibrada. Nutricionalmente, las judias mungo son ricas en proteinas y tienen todos los aminoácidos esenciales. Al combinarse con el arroz nos aporta hidratos de carbono y las verduras añadidas nos dan minerales, vitaminas y fibra.


Energéticamente el arroz, con su sabor dulce, nos nutre, nos ayuda a formar tejidos, apoya la digestión de los otros alimentos y facilita los procesos de eliminación. Las judias mungo, de energía extractiva, ayudan al cuerpo a limpiarse y desintoxicarse, pues su sabor amargo y astringente extrae toxinas.


Al cocinar todos los ingredientes juntos hasta obtener una consistencia cremosa, nuestro sistema digestivo no necesita trabajar tanto para descomponer y asimilar la comida. De esta forma nuestro sistema digestivo puede descansar y usar la energía no para digerir si no para restaurar el fuego digestivo.

A medida que nuestro fuego digestivo se vuelve más fuerte, comenzará a expulsar las toxinas presentes. Así el cuerpo se desintoxica y rejuvenece, y esto se verá reflejado en la mente, experimentarás más claridad mental, y más energía en tu día a día.


Como es una comida que nos permite sentirnos saciados, nos evita las ganas de picoteo constante, lo que muchas veces hace fracasar los detox.


Si quieres beneficiarte de esta pausa en el sistema digestivo, simplemente durante 3, 5 o 7 días evita el azúcar, el café, el alcohol, las bebidas edulcoradas, los lácteos y la carne y simplemente consume kitchari durante las tres principales comidas al día (desayuno, comida y cena).

Entre comidas puedes tomar un té que mezcle a partes iguales semillas de hinojo, semillas de cilantro y semillas de comino.


Hay muchas recetas diferentes de kitchari, pero esta que te propongo es una de mis favoritas.


KITCHARI DE PRIMAVERA

Ingredientes Kitchari (2 personas):

  • 2/3 taza de arroz basmati blanco

  • 1/3 taza de mung dahl

  • 1 tbsp de ghee

  • 1/2 tsp cúrcuma en polvo

  • 1 trocito de jengibre fresco

  • 1 tsp de semillas de mostaza negra

  • 1 tsp de semillas de comino

  • 1 tsp de cilantro en polvo

  • 1/2 tsp fenugreco

  • 4-5 tazas de agua

  • 1/2 tsp de sal rosa del himalaya

  • 2 zanahorias

  • 1 bulbo de hinojo

  • pimienta negra al gusto

  • zumo de lima

  • cilantro fresco

Lavar el arroz y las judias en agua y dejar escurrir.

Pelar las zanahorias y cortarlas en rodajas finas. Picar el hinojo en rodajas finas.

En una olla calentar el ghee a temperatura media. Cuando esté caliente añadir las semillas de mostaza y las semillas de comino y saltear durante 10 segundos. Añadir el jengibre fresco, y saltear 5 segundos más. Añadir el arroz y las judias mungo y remover para mezclarlo bien. Añadir el gua, el cilantro molido, la cúrcuma y el fenugreco, la sal y la pimienta y dejar hacer durante 5 minutos. Añadir las verduras picadas, llevar a ebullición y luego bajar el fuego y dejar hacer a temperatura baja durante por lo menos 30 minutos removiendo de vez en cuando.

Añadir más agua si parece muy seco o si comienza a pegarse en el fondo. La consistencia debería de ser cremosa como un porridge.

Ajustar la sal y la pimienta y servir con un chorrito de zumo de lima, y cilantro fresco picado.





bottom of page